Pequeños productores se benefician del proyecto “Compra Manabí, Compra Esmeraldas”

Feria “Compra Manabí, Compra Esmeraldas”.
Feria “Compra Manabí, Compra Esmeraldas”.

El Ministerio Coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad (MCPEC) apoyó la iniciativa Compra Manabí, Compra Esmeraldas, un proyecto solidario emprendido tras el terremoto del 16 de abril de 2016.

Un grupo de empresarios unieron esfuerzos para entregar ayuda sostenible a los damnificados del terremoto, enfocándose en apoyar a los pequeños productores y artesanos de Manabí y Esmeraldas, las provincias más afectadas por la tragedia, quienes paralizaron su actividad económica. Para ello se puso en marcha esta iniciativa, que se enfocó en reactivar la economía de los productores locales a través de la compra y venta directa de sus productos, logrando vender, tan solo en la primera fase, más del 90% de los mismos.

El MCPEC también fue partícipe del proyecto en la difusión del recorrido de las tiendas “Compra Manabí, Compra Esmeraldas” por varias ciudades del Ecuador, y que en la actualidad cuentan con stands en diferentes lugares.

Con lo recaudado de la primera venta se logró ejecutar la segunda y tercera compra directa de los productos, con esto se garantizó la reactivación económica de los emprendedores y el retorno directo de lo recaudado.

El MCPEC también fue partícipe del proyecto en la difusión del recorrido de las tiendas “Compra Manabí, Compra Esmeraldas”.

Tres sectores fueron claves para poder comercializar estos productos, la primera fue la feria gastronómica “Mesabe”, en Quito; la segunda en la feria “Exporeconstrucción”, realizada en Manabí; y la tercera fueron las instalaciones de varias compañías que permitieron exponer los productos en el día a día. Con este procedimiento se logró crear una cadena de comercialización. Los productos con mayor acogida fueron sin duda la sal prieta, chifles, ají y las artesanías.

La revista Abordo publicó un reportaje sobre la iniciativa. De acuerdo a la publicación al cierre del proyecto el balance ha sido positivo: la ayuda llegó a 80 artesanos, que se extiende a más de 300 y a 25.000 productos comercializados. . Gracias a la iniciativa del proyecto muchos productos obtuvieron permisos de comercialización para codificarse en cadenas de supermercados y tiendas del país.

Este proyecto no solo ayudó a reactivar la economía de las familias beneficiadas, sino que logró que diferentes productos obtengan los permisos necesarios para comercializar e incentivar a los ecuatorianos a consumir y visitar Manabí y Esmeraldas como un acto solidario en pro de la reactivación de estas provincias.

Revise la nota de abordo en: http://www.abordo.com.ec/www/revista.html


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *