En 2017, el Consejo Sectorial de la Producción aprobó las Políticas de Turismo y de Empleo y Trabajo

El 18 de abril, el pleno del Consejo Sectorial de la Producción aprobó la Política de Turismo.

El 18 de abril, el pleno del Consejo Sectorial de la Producción aprobó la Política de Turismo, misma que se estructura en cinco pilares fundamentales: Seguridad, Destinos y Productos, Calidad, Conectividad e Inversión. Así también, dicha Política prioriza 18 destinos de alto potencial para el desarrollo del turismo receptivo; siendo, entre otros: Cuyabeno, Galápagos, Baños de Agua Santa y Parque Nacional Machalilla. Los destinos priorizados serán beneficiarios de nueva infraestructura, certificaciones de calidad, capacitación y promoción nacional e internacional.

Con la implementación de la Política de Turismo se pretende mejorar la oferta turística del país, así como, incentivar la inversión en la diversificación de la misma; lo que por ende, resulta en la generación de nuevas plazas de empleo. Por otra parte, con la aplicación de la Política se espera incrementar progresivamente el turismo receptivo, pasando de 1.4 millones de turistas registrados en el 2016 a 2.9 millones en el 2025.

Internacionalmente, se proyecta alcanzar el puesto 51 en el ranking de competitividad turística regional y mundial del año 2025, habiendo incrementado alrededor de 30 puestos.

Con la implementación de la Política de Turismo se pretende mejorar la oferta turística del país.

El 5 de mayo se celebró la tercera sesión del Consejo Sectorial de la Producción del 2017. Durante la sesión se aprobó la Política de Empleo y Trabajo, instrumento enfocado hacia el trabajo digno e inclusivo; el fomento productivo y económico; el cumplimiento de derechos y obligaciones; el desarrollo laboral y profesional; la seguridad social garantizada; y la equidad y eficiencia.

La nueva Política se articula en tres ejes fundamentales: Empleo y Trabajo, Seguridad Social y Servicio Público. El primer eje “Empleo y Trabajo” comprende cuatro aristas: la calidad del empleo, la formalización, la protección de los derechos y la equidad; y, el desarrollo laboral y profesional. El segundo eje se enfoca en garantizar la seguridad social a través de la normativa, la modernización e innovación Estatal y la ampliación de la cobertura. Finalmente, el tercer eje “Servicio Público”, promueve el desarrollo del talento humano del sector público, a partir de la definición de un plan de carrera.

En este sentido, se propone programas de incentivo y capacitación en competencias laborales; fomento del acceso a pasantías y prácticas pre profesionales; protección del trabajo adolescente; y promoción de nuevas formas de trabajo innovadoras, entre otros.

Algunos resultados esperados con la implementación de la Política son: el crecimiento del índice de empleo adecuado en 11.3%, pasando del 41% en el 2016 al 52,3% en el 2025 y la reducción de la informalidad en 4.2%, es decir del 45% en el 2016 al 40,8% en el 2025.

Finalmente, la Política Agropecuaria está próxima a aprobarse, misma que se orientará hacia el desarrollo productivo, la seguridad y soberanía alimentaria, la diversificación de la oferta exportable y el incremento de la innovación y valor agregado.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *