Empresarios conocieron la normativa de incentivos productivos ambientales del COPCI

Más de 150 empresarios del sector privado asistieron al taller “Incentivos Productivos Ambientales del Código Orgánico de la Producción, Comercio e Inversiones (COPCI)”.
Más de 150 empresarios del sector privado asistieron al taller “Incentivos Productivos Ambientales del Código Orgánico de la Producción, Comercio e Inversiones (COPCI)”.

Más de 150 empresarios del sector privado asistieron la tarde del 16 de marzo a las instalaciones de la Cámara de Industrias y Producción, en Quito, al taller “Incentivos Productivos Ambientales del Código Orgánico de la Producción, Comercio e Inversiones (COPCI)”.

La explicación técnica y detallada del marco regulatorio de incentivos ambientales estuvo a cargo de los funcionarios del Ministerio Coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad (MCPEC), del Ministerio de Ambiente (MAE) y del Servicio de Rentas Internas (SRI).

El COPCI, vigente desde 2010, tiene como objeto regular el proceso productivo en las etapas de producción, distribución, intercambio, comercio, consumo, manejo de externalidades e inversiones productivas orientadas al Buen Vivir.

El Viceministro (e) del MCPEC, Juan Fernando Salazar, dio la bienvenida al evento y manifestó que el “taller es un argumento real y comprobable de que la inversión privada ha sido fundamental, pues ha jugado un rol protagónico dentro de nuestros objetivos de política pública”.

El COPCI, vigente desde 2010, tiene como objeto regular el proceso productivo en las etapas de producción, distribución, intercambio, comercio, consumo, manejo de externalidades e inversiones productivas orientadas al Buen Vivir.

Los Incentivos Productivos del COPCI se enfocan en el ámbito tributario, y algunos de los más importantes son: una tarifa de Impuesto a la Renta al 22% para inversiones productivas que no provengan de paraísos fiscales; la exoneración por 5 años de impuesto a la renta y de su anticipo, contados a partir de la generación de ingresos, para nuevas empresas que inviertan en sectores calificados como prioritarios por el Estado; y, exoneración del Impuesto a la salida de divisas (ISD) por el pago de capital e intereses en préstamos del exterior otorgados por instituciones financieras y no financieras calificadas por la Superintendencia de Bancos, para el desarrollo de inversiones nuevas y productivas. A todos estos incentivos se suma la deducción adicional del 100% sobre la depreciación de los gastos incurridos en maquinaria, equipo y tecnologías eficientes y ambientalmente amigables para el cálculo del IR.

En el evento, representantes de las empresas Ingenio Azúcar San Carlos, Familia Sancela y Extractora Agrícola Río Manso, compartieron sus experiencias de éxito en la aplicación de la normativa. Hasta la fecha 28 empresas han sido beneficiadas.

Así, el Estado promueve la inversión nueva, productiva y ambientalmente sostenible de quienes destinen un flujo de recursos a la producción de bienes y servicios, a la ampliación de la capacidad productiva y sean generadoras de empleo; todo aquello, en el marco de la eficiencia y una mayor participación de las energías renovables sostenibles.


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *